¿Qué es la terapia cognitivo-conductual?

¿Qué es la terapia cognitivo-conductual?

Hoy en día la terapia cognitivo-conductuales la terapia que cuenta con una mayor eficacia reconocida para el tratamiento de un amplio número de problemas psicológicos. Esto se debe a que es la terapia sobre la que más estudios se han hecho y más evidencia se ha encontrado. No es de extrañar pues, que sea la terapia más popular entre los psicólogos.

La terapia cognitivo conductual recibe este nombre tanto por su origen como debido a su enfoque. Esta terapia emergió después de que se popularizara la terapia exclusivamente conductual y surgió de la observación de sus limitaciones para ciertos casos si se desatendía la parte cognitiva, podríamos decir que en cierta manera es una versión ampliada de la terapia conductual tradicional. Y cómo el mismo nombre de la terapia indica,ésta focaliza su esfuerzo en entender y modificar tanto las cogniciones de la persona (pensamientos, creencias, esquemas, expectativas...) como la conducta en sí (tanto aprendida cómo automática). Esta terapia se centra en modificar los pensamientos o conductas que sean disruptivos o causen malestar a la persona, la idea no es cambiar la forma de ser de uno, sino ayudar con conductas o pensamientos problemáticos, no obstante, los aprendizajes tienen la ventaja de generalizarse a otras áreas y ayudar también a prevenir problemas futuros.

Podemos decir que esta terapia presta atención tanto a la parte objetiva u observable de la persona (la conducta) como también a la parte subjetiva (la experiencia, los sentimientos y los pensamientos de la persona). Es una terapia muy completa, con una amplia evolución, protocolos empíricamente validados y técnicas específicas.

La terapia cognitivo-conductual es el tratamiento (psicológico) de elección tanto en España como en otros países para muchos de los problemas más frecuentemente encontrados en terapia: Fobias, trastornos de ansiedad, trastornos depresivos, trastornos obsesivos, etc. Es así mismo el más recomendado para muchos problemas específicos como los de pareja, insomnio, modificación de hábitos nocivos, modificación de conductas disruptivas, etc.

La terapia cognitivo conductual es una terapia práctica en la que el sujeto participa de forma activa, se trabaja por objetivos, acordados previamente entre el psicólogo y el paciente. No es una terapia que consista solo en “hablar” sino que se enseñan a la persona técnicas y estrategias que le ayuden a manejar y resolver problemas. Dependiendo del caso y de la persona muchas veces se pueden mandar “ejercicios” o “tareas” para trabajar en casa, ya sean pequeños experimentos conductuales, registros de pensamientos, lecturas, etc. Esto hace que se refuerce todo lo aprendido en sesión.

En Mentalment (Palma de Mallorca) todo el equipo profesional está ampliamente formado en terapia cognitivo-conductual y es la terapia principal con la que trabajamos, ya que siempre apostamos por tratamientos eficaces, seguros y empíricamente validados, sin embargo, entendemos que hay ciertos problemas que pueden requerir de estrategias diferentes y también nos adaptamos a la individualidad de cada persona, entendiendo que cada persona puede responder o preferir unas u otras técnicas, es por ello que también estamos formadas en otro tipo de técnicas, que se pueden utilizar por separado o en combinación con un tratamiento cognitivo-conductual.