c/ San Miguel, 46 (Palma) - 971 21 47 21
Adultos 608 449 609  - Infantil 656 386 340

El miedo a la ansiedad

Muchas personas sienten miedo a la ansiedad, a pesar de saber que no es peligrosa. 

La ansiedad es un estado común en nuestra sociedad actual: cada vez más debemos abordar situaciones complejas y a medida que pasa el tiempo las demandas sociales y personales son mayores.

En muchos casos no disponemos de las herramientas necesarias para gestionar estos estados internos, tendiendo a mitificarlos y, en consecuencia, evadirlos de una forma poco funcional.

El concepto de ansiedad se utiliza a diario en muchas situaciones y podemos oír todo tipo de información relacionada con ella: que es peligrosa, que nos puede perjudicar, que es adaptativa, que sus consecuencias son irreversibles…

Muchos de los datos que recibimos son falsos, o bien no se ajustan a la realidad. Por eso, es importante aclarar las falsas creencias y contrastar la información que recibimos.

El miedo a la ansiedad es comprensible, puesto que representa un estado de alteración y agitación displacentero: normalmente dado por la anticipación de algo que nos genera malestar o miedo. Así, aparece una combinación de sintomatología física y cognitiva que produce malestar y sobresalto.

- ¿Debemos tener miedo a la ansiedad? 

Cuando aparece en un momento determinado ante un estímulo potencialmente amenazante, es normal e incluso adaptativo sentir ansiedad. Por ejemplo, si nos tenemos que enfrentar de manera inesperada a algo que puede dañarnos o escapar de una situación peligrosa es necesario notar cierto grado de ansiedad y poder actuar con más rapidez. 

Ante una prueba de nivel, por ejemplo un examen, niveles medios de ansiedad son positivos y nos ayudan a realizar mejor la actividad que debemos afrontar. Cuando se trata de un peligro que está cerca, sentimos miedo y el miedo puede traducirse en ansiedad adaptativa, que nos permite reaccionar con rapidez y salir del peligro. Todo ello es funcional, y a pesar de ser en cierta manera desagradable, no es perjudicial.

El miedo a la ansiedad, en nuestra disciplina, se puede ver en forma de síntoma. Frecuentemente las personas temen a las consecuencias de la ansiedad, a las reacciones que produce y a tener que enfrentarse a ello. Por supuesto, existen estrategias útiles para combatir esas reacciones, para poder afrontar con herramientas válidas los estados que nos generan malestar y poco a poco introducirlas en nuestros patrones conductuales. El miedo a la ansiedad puede aparecer, pero no debemos incluirlo como una sensación habitual en nuestro abanico de posibilidades.

- ¿Cómo superar la ansiedad?

En nuestra ciencia, continuamente aparecen estudios comportamentales que avalan diferentes formas de tratar la ansiedad y el miedo que puede producir. 

Cada vez más, aparecen estrategias fundamentadas que garantizan una mejora en los problemas de ansiedad: no únicamente suministrando posibles herramientas terapéuticas, sino también proporcionando una información más amplia y realista de cómo funciona nuestro organismo ante ciertos estímulos amenazantes y cómo podemos aprender a interpretarlo y reconducir determinadas consecuencias que nos puede generar. 

En Mentalment, disponemos de los recursos necesarios para acompañarte paso a paso, de forma presencial o bien con el servicio de terapia online: tratando la sintomatología, desmitificando el miedo que supone la ansiedad y aprendiendo a interpretar de forma más práctica y funcional los estados desapacibles.